The Temple that’s still of use in Palma de Mallorca

Calle Temple number 9 is built over an archway that looks like a fortified door. And it is, it covers old Muslim towers and was the access point to the Temple fortress.

The Temple that’s still of use in Palma de Mallorca

The Templars were granted property in reward for their help conquering Mallorca, and they established the Temple Castle in what was the Almudaina de Gumara, a Muslim fortress. Here they built the Temple Church, one of very few examples of Romanesque architecture in Mallorca. The building’s atrium has been maintained down to this day; here we can see two fountains in the shape of a Templar helmet and a Mudejar coffered ceiling. The two chapels in the first section of the church are also Romanesque. The Museo de Mallorca is home to the altarpiece named San Bernardo de Claraval, proceeding from the Temple Church.

The Temple that’s still of use in Palma de Mallorca

At the end of the 19th century the Temple Castle took on a social use. In 1889 the Temple Home was founded to offer shelter to orphan girls and those in needs. The Trinitarian nuns still offer such help; there are different programs that help prepare the girls for adulthood.

It is a private chapel but the atrium is always open.

Phone: 971 711 154.
www.trinitariasmallorca.org

The Temple that’s still of use in Palma de Mallorca

The Temple that’s still of use in Palma de Mallorca

 

Nuestro punto de partida es el Port de Sóller, tres horas antes de la puesta del sol. Subiendo la cuesta de la calle Bélgica y continuando el Camí de s’Illeta media hora, hasta llegar a la base del Penyal Bernat de s’Illeta, cuya afilada cumbre es nuestro objetivo.

 

En Mallorca es muy habitual usar Penyal Bernat para denominar las formaciones rocosas que destacan del resto, especialmente las agujas de roca. Hay diferentes opiniones sobre su origen etimológico, pero lo único que parece claro, es que fue importado de Cataluña con la llegada de los conquistadores en el siglo XII, pues es un nombre habitual en todos los territorios de habla catalana.

 

El que ascenderemos nosotros, es el denominado Penyal Bernat de s’Illeta. Existen otros también muy conocidos en la isla, como el de Sa Calobra y el de Caimari, incluso al final del camino que nosotros recorremos en parte, existe otro más llamado Penyal Bernat des Joncar.

 

Su desnivel sobre el nivel del mar es de 264 metros y su altura es de unos 100 metros por su cara oeste, la más alta, y de 35 por su cara este, la más baja y por la que nosotros ascenderemos, mediante las técnicas COFI. COFI es un sistema de progresión vertical mediante el uso de cuerdas previamente instaladas, que nos permite sin necesidad de experiencia previa, ascender de manera segura, fácil y divertida.

 

En unos pocos minutos los expertos y en menos de 30 minutos los mas novatos pueden acceder a la cumbre de la aguja, desde donde se dominan unas espectaculares vistas sobre el Camí de s’Illeta, la torre Picada y toda la costa oeste de la isla, desde el Port de Sóller hasta la isla Dragonera y la más espectacular puesta de sol imaginable.

 

La bajada se realiza igual, pero el tiempo y el esfuerzo empleados son menores, unos 10 minutos para cada ascensionista y una media hora más de camino para regresar hasta el Port de Sóller, que si es necesario se puede hacer con lámparas frontales.

 

Si decidís contratar un guía para esta actividad, aseguraros de que tenga la titulación de Técnico Deportivo en “Escalada” TD2, grado medio.

Al final del camino justo antes de una barrera que lo cierra, a mano izquierda se encuentra el merendero den Bernat de s’Illeta. Un fabuloso mirador frente al Penyal Bernat y sobre el mar, donde se pueden hacer muy buenas fotos y almorzar.

 

Miquel Riera

www.mallorcatopadventure.com